miércoles, 17 de octubre de 2007

Carta a

...Un estudiante.

Eres estudiante y te has llevado un alegrón. Porque ahora ya no necesitas apurar tanto para pasar de curso. Con que apruebes la mitad de las asignaturas, es suficiente. De las ocho que tienes en tu curso, sólo tienes que aplicarte en cuatro. Y si entre las cuatro que dejas está lenguaje, no importa. Ya no tendrás que aprenderte 'palabros' como sinónimo o acrónimo o tener que leer "Guerra y paz". Para lo que te van a servir. Total, en los foros ya se escribe, sin el menor rubor, "gerra" para referirse a lo de Irak y "hoya" para describir una cacerola (leed los comentarios que envían a Periodista Digital).

Cuando tú hayas encontrado trabajo, dentro de unos años, eso será lo habitual y nadie se avergonzará de una falta de ortografía. O de veinticuatro. A fin de cuentas, lo importante es entenderse y las haches, las elles y las y griegas no se notan al hablar. Porque entonces ya no tendrás que escribir nada a mano.

Lo malo es que dentro de unos diez años tú y tus congéneres estaréis gobernando este país. Y tendrás que aprender cada día, a trompicones, la geografía de Estados Unidos cuando tengas que viajar hasta allí, o los ríos de España para debatir el Plan Hidrológico, porque sólo te enseñaron los de tu comunidad autónoma. Y no digamos si has de hablar en público en el día del Libro. Te sonarán a chino Blasco Ibáñez o Quevedo, porque no has leído nunca nada de ellos. Pero a fin de cuentas tú serás de los que mandan y establecerás los temas a debatir. Y cuando España se haya convertido en un país de ignorantes casi analfabetos, espero que haya algún sensato que dé la voz de alarma pidiendo un nuevo plan de estudios severo y coherente que el Parlamento apruebe sin protestar (porque los parlamentarios serán como tú, con cuatro suspensos por curso). A partir de entonces, los estudiantes aprenderán, al menos, quién fue Carrero Blanco o el Conde Duque de Olivares, que el País Vasco no existió hasta el siglo XIX y que el Ebro riega, por lo menos, tres comunidades autónomas y no sólo la suya. Y a lo mejor hasta desaparecen las faltas de ortografía en los foros de la red...

Pero hasta entonces ¿qué te puede pasar si hay un colapso energético y dejan de funcionar todos los ordenadores con sus Words y sus correctores y 'messengers' con los que mandas tus mensajes sin tener que escribir?. Y si un día desaparecen las pilas de las calculadoras, ¿cómo vas a sumar los días que te quedan de vacaciones o cómo vas a hacer el balance de cuentas que te han pedido para ayer?... Porque tú fuiste de los 'afortunados' a los que dejaron utilizar la calculadora desde el principio en el colegio. Y te reíste de tus compañeros que tenían prohibida la maquinita hasta que supiesen calcular mentalmente. La verdad es que eres afortunado, forastero, porque te dejan acogerte a la ley del mínimo esfuerzo. Y mañana que te quiten lo 'bailao'...

2 comentarios:

Elena dijo...

Es el segundo comentario que os leo sobre los planes de enseñanza en España. Y teneis toda la razon. Pero me gustaria que trataseis mas temas de estos. Yo a veces quiero charlar con compañeros sobre libros y me doy cuenta de que la gente no lee mucho, salvo algunas excepciones. Yo no soy una experta en gramática, pero sí se cuándo un texto está mal escrito y cuándo envian una carta con faltas. Y trabajo en una multlnacional.

Emilia Gonzalez dijo...

Por eso hacemos estas denuncias, Elena. Y no sabes lo que nos irritamos cuando vemos a licenciados cometer faltas de ortografía.