miércoles, 20 de enero de 2010

HUMOR EN LA RED







Esto es un vendedor

Juan no tenía problemas y era feliz. Un día empezó a sufrir dolores de cabeza, ligeros al principio, pero que fueron aumentando hasta llegar a ser insoportables. Cuando su trabajo y su vida empezaron a ser afectados por este problema, Juan se decidió a ir al médico. El especialista lo examinó, realizó radiografías, muestras de sangre, de heces, de orina, y por fin le dijo:

-Le tengo una noticia buena y una mala. La buena es que puedo curarle sus dolores de cabeza. La mala es que para hacerlo tendré que castrarlo. Usted sufre una rara situación en la que sus testículos oprimen la base de su columna vertebral, y eso le causa dolores de cabeza. La única manera de remediarlo es extirpar sus testículos.
     Juan quedó deprimido, pero sus jaquecas empeoraban y desesperado decidió someterse a la operación. Al salir del hospital, el dolor de cabeza había desaparecido por  completo, pero se sentía abatido y desanimado, como si le faltara una parte de sí mismo  (obviamente).
  -Lo que necesito es un traje nuevo- se dijo
     Así que entró en la tienda y pidió un traje. El vendedor lo observó por un momento y dijo:
-Muy bien, talla 44.
-¡Exacto! ¿Cómo lo supo?.
-Es mi trabajo -repuso el vendedor-.
      Juan se probó el traje, que le quedó perfectamente. Mientras se observaba en el espejo, el vendedor le dijo:

-¿Qué le parece una camisa nueva?
      Juan respondió:
-Pues, ¿por qué no?
-Veamos, ha de ser un 34 de mangas y dieciséis de cuello.
- ¿Cómo lo supo?
-Es mi trabajo -repitió el vendedor-.
     Juan se puso la camisa y mientras se veía en el espejo, el vendedor le dijo:
-¿Unos zapatos nuevos?
-Por supuesto -dijo-.
El vendedor echó un vistazo a los pies de Juan.
-Un 42
-¡Exacto! ¿Cómo lo supo?
- Es mi trabajo -respondió el vendedor-
       Mientras Juan admiraba sus zapatos nuevos, el vendedor le preguntó:
-¿Qué le parece si se lleva también unos calzoncillos nuevos?
Juan por un segundo pensó en la operación que acababa de sufrir, y dijo:
-¡Buena idea!
-Debe ser calzoncillo de talla 36 -dijo el vendedor
     Juan se rió:
-No, se equivoca. He usado talla 34 desde los dieciocho años.
     El vendedor negó con la cabeza: 

-No es posible que use la 34; el calzoncillo estaría demasiado apretado, le presionaría los huevos contra la base de la columna y tendría todo el día un tremendo dolor de cabeza......




22 comentarios:

despe dijo...

jajajajajajajaja te dejo mis 10
chao

Nacho Barros dijo...

Je je que bueno, se merecen 10 puntos

Tani dijo...

Buenísimo, Meg, pobre Juan, en que lío se metió.

Besos y buen día

Lakacerola dijo...

jajajajaja, ahora lo entendió ¡seguro!

Oscar dijo...

Esta tarde mismo voy a cambiarme la talla,por una mas....

joanfer dijo...

Muy bueno, Meg! jajajaj...
Ahora cada vez que tenga dolor de cabeza, ya sabré por dónde empezar a buscar los motivos... ;P

Miguel Angel dijo...

Estupendo, mo hay cosa mejor que comenzar el día riendose, vigilaré mis calzoncillos

El Teju dijo...

Esa parte del cuerpo es muy delicaduca jeje

meg dijo...

Gracias Despe, por tus puntos y, sobre todo, por esa carcajada que te he provocado. Besitos.

meg dijo...

Nacho, gracias por tus puntos aunque no sea más que por la broma del tenis en la que he picado como una tonta. UNbeso.

meg dijo...

Y tanto. Preguntáselo a los hombres que sin su badajo se sienten incompletos. Pobres. UN besazo.

meg dijo...

Kacerola, Y ¿quién no lo entiende despues de las explicaciones del estupendo vendedor?.

UN abracito soleado.

meg dijo...

Oscar, muy bien, que hombre prevenido vale por dos. Un besazo.

meg dijo...

Sobre todo antes de ir al médico. Que éstops tiran por lo sano (nunca mejor dicho) y así nos va a los sanos... UN abrazo fuerte.

meg dijo...

Eso, eso, Miguel Angel , tú vigila tus partes y tu ropa interior. Que Calvin Klein y Abanderado los hacen de todas las tallas.

meg dijo...

Vosotros sabréis, Teju. Besitos.

Elisa dijo...

No, no, no, nooooooooooooooooo
Jajajajaja! Buenísimo.
Elisa

meg dijo...

Me alegro de que paseis un momento divertido y soltéis una carcajada de vez en cuando gracias a los chistes del bolog. Gracias Elisa. Y besitos desde este Maddrid hoy espléndido con frío pèro muchos sol.

Robert A. Larrainzar dijo...

Pobre cretino. Anda que también a menudo médico recurrió, ja ja. En fin, ya solo le queda recurrir a la polinización de las plantas, :)
Un fuerte abrazo.

ANRAFERA dijo...

...buenísimo. Saludos.

meg dijo...

Robert, de verdad: vaya pardillo. Esta es una de las razónes por las que hay que pedir siempre una segunda opinión médica en casos de operaciones. ;)). Besazos.

meg dijo...

Anra, graciaspor tu visita y tus comentarios. Besos.