martes, 5 de enero de 2010

MARUJERIAS




¡¡LLEGARON LOS REYES MAGOS!!

   Ha pasado la noche de la ilusión. Esa noche que todos los niños españoles esperaban con nerviosismo desde que empezaron sus vacaciones escolares. Antes de que esta noche invadiera sus  sentidos, despertando la imaginación, ha habido que cumplir otro requisito: el de escribir una carta a los Magos, pidiéndoles todo aquello que deseaban. Una consola de juegos, una muñeca, un coche teledirigido, unos pantalones vaqueros de la marca..., un balon de reglamento de  fútbol o de baloncesto...


   Los más ingenuos y generosos piden la reconciliación de sus padres a punto de divorciarse,  o la curación del abuelo en la fase terminal de su enfermedad... Son cartas especiales que el servicio de Correos ha apartado en su mecanizado trabajo de clasificar  misivas.  Han sido, como todos losaños, miles de cartas con direcciones iguales: SS.MM. los Reyes Magos.- Algún país de Oriente... Algunas llevan el nombre de uno de los magos: SSMM, el Rey Baltasar, Oriente... Para el señor rey Gaspar de Oriente... Y los carteros ya conocen  la dirección de memoria...


     hemos vivido la noche infantil más esperada del año : la de Reyes.   Ayer por la tarde todos los niños de España se echaron a la calle para  ver de cerca a los Magos,  en la Cabalgata que recorre la ciudad subidos en sus carrozas tiradas por pajes y con camellos cargados de paquetes llenos de ilusión. Al volver a casa sacaron brillo a los zapatos de vestir, o blanquearon las deportivas, para dejarlos junto al balcón o a la chimenea. Al lado, tres copitas de anís o de coñac y tres polvorones o tres trocitos de turrón para calmar el apetito de SS.MM.


Por supuesto, esta mañana ya no había anís ni polvorones ni turrón. Y curiosamente los padres no tienen ganas de desayunar...  A cambio, de esos dulces han dejado paquetes envueltos en papeles vistosos con lazos de colores algunos y el nombre de su destinatario escrito en una tarjeta: para Lidia, para Oscar, para Luis, para mamá, para papá, para el abuelo... Y Luis tendrá su consola de juegos, Oscar su ordenador nuevo, Lidia su muñeca y Miguel su balón de reglamento para jugar al fútbol ... Y mamá, ese echarpe que le gustaba, el abuelo una manta nueva para el sofá y... papá... papá la corbata de todos los años, porque nadie sabe qué regalarle ni se molesta demasiado estos días en buscar más allá de las multitudes en los comercios...


   Al mediodía, la casa ya es un caos de papeles de regalo rotos por el salon y los pasillos, de cajas vacías, de juguetes abandonados un momento para desayunar el roscón o de coches teledirigidos pasillo adelante que pueden acabar con nuestros tobillos sanos.

   Es el Día de Reyes. Día de ilusiones, de decepciones en algunos casos porque no han traído la bicicleta que habían pedido, de rabia porque han dejado carbón de caramelo a quienes se han portado mal...pero de emociones excitadas en todos los casos. Y los parques y las calles se han llenado de abrigos y bufandas que corren abrazando juguetes, consolas o artefactos mecánicos o electrónicos... Y  mañana día 7 se darán oficialmente por terminadas las Navidades, que ya han terminado hace una semana en el resto de Europa, y se volverá a la rutina escolar una semana más tarde que los niños europeos.


   Mañana será otro día. Mañana será la alegría de ver cumplido el sueño o la decepción de ver sustituído el regalo pedido por otro que no se esperaba  o  ver que los padres continúan separados y no piensan volver a vivir juntos... Pero no se han agotado todas las ilusiones, todo lo imaginado, todo lo soñado, todo lo deseado... Es el día en que han pasado los Reyes Magos, después de una noche en la que todos los niños de España, y la mayoría de los adultos, se  durmieron esperando un milagro cualquiera al amanecer...


  

14 comentarios:

Tani dijo...

Me gusta la ilusión y la alegría de estos festejos, sobre todo por los peques, sus caritas de felicidad no tiene precio. Yo soy mas seca, pero claro que disfruto de la rosca y sobre todo de que sea feriado.
Buen día Meg querida

Besillos

unjubilado dijo...

Ya vienen los Reyes magos.
Cargaditos de juguetes,
Olé olé...
Este año se me ha olvidado escribir mi carta, pero seguramente veré a los Reyes e incluso hablaré con ellos en una residencia de ancianos a la que suelo ir cada dos días como mínimo.
Un abrazo

Oscar dijo...

Me encata ver la cara de ilusion de los niños cuando habren sus regalos...

Gil de Luna dijo...

Que bueno poder ponerme al día en tu blog, siempre con cosas interesantes.
Espero que los Reyes te traigan una año de dicha y felicidad y también ánimos para seguir deleitandonos con tus blogs,
Un beso!!

meg dijo...

Tani, tienes razón: las caritas infantiles con sus ojos abiertos sorprendidos son lo mejor de esta noche y de mañana. Disfrútalos si los tienes alrededor. Y si no míralos por las calles.

Feliz reyes y besos.

meg dijo...

Empezar con el villancico más ad hoc que había, Jubi, es divertido. Yo me sabía otro: Ya vienen los reyes, por los arenales, y le traen al Niño muy ricos pañales. Pampanitos verdes, hojas de limon...

Y no te preocu8pes, te has portado bien y te traerán tus regalos. No lo dudes. Igual de los dan en la residencia de ancianos, para animarte...

meg dijo...

Ya he dicho, Oscar, que lo más gratificante de estos días son los ojos de los niños: viendo la cabalgata, viendo los regalos junto al balcón, viendo los interiores de los paquetes, viendo el desayuno de chocolate con roscón...Y hasta viendo los regalos de los amigos. Es eldía de los ojos llenos de ilusiones, de sorpresas y de sueño...

meg dijo...

Gracias Gildeluna. Que los Magos te sean propicios y te traigan alguno de tus sueños. Besos.

Lakacerola dijo...

Espero que te traigan cosas buenas.
Un abrazo.

ANRAFERA dijo...

Pese a mi edad, aún sigo viviendo esta Noche Mágica, si bien hoy me toca trabajar. Mañana llegaré a casa con toda la ilusión y compartiré con el resto de mi familia el Roscón y la "copita" de anis. Feliz Reyes. Un cordial saludo.

meg dijo...

Gracias Cacerola.Lo mismo te deseo. Besos.

meg dijo...

Anra, a mí me han tocado muchas veces las guardias en la radio. Más de una noche y más de dos he tenido que pasar haciendo informativos (que no se suspenden ni en las fiestas)toda la noche y la madrugada. Cuando los niños eran pequeños dolía un montón eso de no estar en casa. Me he tomado más uvas en la radio que arrestos en la mili mi marido...

Y lo peor era la noche de Reyes... No estar cuando se ponían los juguetes y se inflaban los globos. Menos mal que, algunas veces llegaba antes de que se despertaran y disfrutaba con sus ojitos desorbitados ante tanto paquete.

En fin, RTamón, paciencia y ten en cuenta que alguien necesita esta noche que haya personas de guardia en todas partes. A mí me pagabgan luego con alguna carta de algún oyente diciéndome que mi voz la había acompañado toda la noche, porque estaba solo... Y eso ya vale la pena.

Que pases una buena guardia y felices reyes. Que mnañana la copita de anís te alegrará "la pajarilla" como decía mi madre. Besazos.

Liova dijo...

Hola Meg!. Mientras los niños veía a los Reyes Magos yo estaba viajando hacia Extremadura. Por mi casa no pasaron pero yo sí que hice de reina. FELICES REYES MEG. Un besito muy fuerte.

meg dijo...

Felices Reyes a tí también, Liova. Espero hayas llegado bien hasta tu tierra. Y en cuanto a lo de hacer de rey, a mí me ha hecho tanta ilusión recibir regalos como disfrazarme y repartirlos. ¡¡Se ven unas caritas!!. ¿verdad?. Besos.