viernes, 16 de abril de 2010

PALABRAS BONITAS


  
     Este mensaje me lo envió un amigo, que a su vez lo había recibido de otro amigo. O sea, los clásicos mensajes que encuentras en tu email, al margen de los recados importantes. No sé quién lo ha escrito. Pero la historia es divertida y hasta creo que puede ser cierta. Al menos, todo lo que dice fue realidad en tiempos pasados: una pollita era una jovencita, una polla era una moza soltera, una pollera era la falda con refajo de las mozas, un pollo era un mozo soltero, un pollo-pera era un mozo soltero y vanidoso... O sea, todo cierto.  Lo que no sé es si es cierta la historia pero, de cualquier manera, la traigo aquí para conocimiento general y aclaración de orígenes del vocabulario. En esta ocasión , "se non é vero, é ben trovato",  o sea como dicen los italianos, si la historia no es cierta merecería serlo...   He publicado el mensaje tal cual lo he recibido y he respetado las iniciales que trae al final para que su autor, sea quien sea, no se sienta "pirateado". 

   Aprovecho, además, para crear una nueva sección dedicada al origen de las palabras. ¿Sabéis de dónde viene la palabra "consomé"?. ¿O milhoja?.¿O bienmmesabe?. ?¿O escombrera?... Pues hoy empezamos una nueva página:

ETIMOLOGÍA DE LAS PALABRAS.

GILIPOLLAS.

En el DRAE: GILIPOLLAS: 1. adj. vulg. gilí, tonto, lelo. Ú. t. c. s.
***
En Madrid hay una calle llamada de Gil Imón, haciendo de travesaño entre el Paseo Imperial y la Ronda de Segovia, para más señas. Es una calle dedicada al que fue alcalde de la capital, D. Gil Imón, por los tiempos de doña Mariquita de mi corazón, cuando el duque de Osuna organizaba sus célebres bailes, a los que acudía la crema social, para poner en el escaparate familiar a lindas damitas de la buena sociedad, como oferta casadera, las cuales acudían ataviadas con su miriñaque de fino muaré. A las damitas de entonces se les aplicaba el apelativo de “pollas”, que en el DRAE llevan, como sexta acepción, figurada y familiarmente, el significado de jovencitas, algo que hoy se ignora, por mor del lenguaje, que en la actualidad se ha vuelto recio y tosco: la polla de entonces es la “tía” de ahora y las mentes malévolas sustituyen el significado antiguo por otro de morbosas connotaciones.

A lo que voy: el tal don Gil era un personaje de relieve —la prueba está en que tiene dedicada una calle— y su nombre aparecía frecuentemente en los ecos de sociedad de las revistas del corazón de la época. El hombre, después de atender a los acuciantes problemas que su cargo de alcalde comportaba, se sentía obligado a reponsabilizarse de sus deberes familiares, como buen padre. Tenía dos hijas en edad de merecer, feotillas ellas, no muy sobradas de gracejo, y… hasta un tantico tontuelas. Y se hacía acompañar por ellas a todos aquellos sitios a los que, invitado como primera autoridad municipal, tenía que acudir. Él, en su fuero interno, acudía no como primera autoridad municipal, sino como primera autoridad familiar. Tras la imponencia de unos bigotes municipales, se ocultaba un corazón de padre.
—¿Ha llegado ya D. Gil?
—Sí, ya ha llegado D. Gil y, como siempre, viene acompañado de sus pollas.

D. Gil departía animadamente con los próceres de la actualidad, y, mientras tanto, sus pollitas iban a ocupar algún asiento que descubrieran desocupado, a esperar a que algún pollo (en masculino, solía aderezarse con pera: “pollo-pera”) se les acercase, cosa siempre poco probable. Pocas veces había alguien que les dijera “hazte p’allá”, como dicen en Carrizosa.

La situación, una y otra vez repetida, dió lugar a la asociación mental de “tontuelidad” con D. Gil y sus pollas. Y cundió la especie por el “todo Madrid”, que compuso una palabra especial, castiza, nacida en Madrid y, puesta en circulación con el marchamo del Oso y el Madroño, siendo después exportada al resto de España, y ganándose a pulso el derecho de entrar en la Real Academia Española. En castellano, es usual la composición de palabras: verdinegro (verde y negro), pavitonto (pavo y tonto), coliflor (col y flor)… (¡Miá que ya hace años que D. Máximo nos enseñaba en la escuela a descomponer estas palabras!).

Antes podía decirse: bambarria, menguado, zampatortas, chirrichote, rudo, zamacuco, papanatas, tolondro, ciruelo, zote, mamacallos, mameluco, majadero, zopenco, mastuerzo, borrico, tonto, necio, obtuso, imbécil, mentecato, idiota, torpe, lelo… (Sinónimos del Diccionario Ideológico de Casares).

Pero ¿cómo describir esa circunstancia tan compleja de tontuelidad inconsciente? Decía padre Ramón que el que es tonto y lo sabe no es tonto del . Los imaginativos y bien humorados madrileños lo tuvieron fácil: para expresar la idea de tontuelo, tontaina, tontucio, tontuelidad integral, inconsciente —lo de con malicia o sin malicia es otra cuestión; con el tiempo, habrá de todo—. ¡Ya está! Gil (D. Gil)-y-pollas (las dos jovencitas hijas suyas) = gil-i-pollas. Estos madrileños son la releche.

A lo largo de la historia, el vocablo ha sufrido avatares de toda índole, hasta que, por fin, la RAE, haciendo gala de su lema “limpia, fija y da esplendor”, ha limpiado la palabra, la ha fijado, le ha dado esplendor y le ha dispensado digna acogida en su diccionario.

(La composición es mía; la hice para una charla en la radio. Pero el fondo informativo es de Tierno Galván).

(Dibujo centro: chicagonow.com.- Foto dcha. superior: bothsidesofthemouth.blogspot.com Foto dcha. inferior: peromiraquecosa.blogspot.com.- )

18 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Madame, sea cierto o no, al menos me ha divertido mucho leerlo.
Quien sabe!

Buenas noches

Bisous

meg dijo...

Gracias Madame. Me alegro de haberle hecho grato un instante de su vida. Beaucoup de baisser

FRAN dijo...

Si no es cierto, poco le faltara, porque si es cierta la historia de D. Gil, es muy probable que sea cierto lo demás.
Siempre me había preguntado del origen de esta palabra y mira por donde, ya tengo una explicación.
Suerte con la nueva sección, el comienzo no podía haber sido mejor.
Un abrazo.

madroca dijo...

Esclarecedor post sobre una palabra de la que desconocía su procedencia y más de una vez también me había preguntado como entro en el vocabulario coloquial.
Gracias por compartir este correo
Un saludo

MARIN dijo...

Que bueno!!! mas de una vez diciendole esta palabra a todo aquel "enterado" de la vida que va dandose por ahí aires de grandeza y mira por donde, me vengo a enterar de donde viene.
Gracias Meg, no dejas de sorprenderme.
Un saludo.

Felix Casanova dijo...

Meg...

Este post es muy bueno y te felicito por haber tenido la brillante idea de crear esta sección. Tantas y tantas palabras de las que desconocemos la etimología, e incluso importadas de otros idiomas, ya sean anglicismos o árabes (es la parte que me toca por ser cordobés). Muy buena idea.

Un beso

Mar dijo...

Cierta o no, la historia es interesante. Saludos!

meg dijo...

FRran, el alcalde Imon existió y tiene una calle dedicada en Madrid, O sea que algo de verdad hay.

Feliz fin de semana y un beso.

meg dijo...

Miguel Angel, a mí también me encantó saber el origen de la palabra. No sé si es verdad, pero que me pega que sí, porque los datos son reales.

Un abrazo y feliz fin de semana.

meg dijo...

Marían, pues ya sabes cuando se lo digas a alguien precisa a quién, sabiendo de dónde procede. Un beso. Feliz finde.

meg dijo...

Gracias Félix. Espero encontrar raìces profundas en esta búsqueda. UN beso y feliz fin de semana.

meg dijo...

Gracias a Mar. Me alegro de que la aceptes. un saludo cordial y feliz fin de semana.

mariajesusparadela dijo...

Pues sí, si no es verdad, al menos está muy bien contado.

meg dijo...

Gracias Maria Jesús. Y creo que es cierto el origen. Pero no está avalado por nadie, claro.

Un saludo y feliz fin de semana.

Oscar dijo...

que bueno. me ha gustadomucho ensta entrada.

meg dijo...

Me alegro, Oscar, gracias. Un beso.

ANRAFERA dijo...

Excelente, meg. Muy buena entrada. He pasado un rato muy agradable leyendo la historia de D. Gil y la procedencia de la palabra. Gracias. Saludos cordiales.

meg dijo...

Me alegro Ramon de que hayas pasado un buen rato. Un abrazo.