miércoles, 12 de mayo de 2010

RECOMENDAMOS

 EVA AL DESNUDO

Joseph L. Manckiewickz

 

  Esta es una joya del cine de los años 50, acaparadora de 6 Oscar y una historia muy vieja.  Para mí es una de las películas más importantes del Hollywood 'dorado'. Cuenta la historia de la famosísima actriz Margo Channing (Bette Davis), de su soberbia en lo alto de la cima y de su caída empujada por la ambición y la juventud. 

 Comienza con la entrega de unos famosos premios teatrales a la ganadora más joven de su historia, Eva Harrington (Anne Baxter). En una mesa del gran salón están sentados la famosa Margo (Bette Davis), y sus amigos además del crítico Adisson de Witt, (Georges Sanders) el narrador en off de la historia. A partir de la ceremonia de los premios, De Witt hace un flash back recordando cómo la gran Channing ha llegado a este momento. La jovencísima Eva Harrigton apareció un día en el teatro donde actuaba la famosa Channing declarando su veneración por la actriz. Los amigos del entorno de la intérprete se enternecen y le presentan a Margo Channing, que seducida por la joven le nombra secretaria personal. Eva acabará organizando el entorno de la actriz, su vida y su futuro.  Utilizando argucias  y embustes, llegando incluso a chantajear a los amigos de Margo, consigue suplantarla sobre el escenario. Desde ese momento, Margo acelera su descenso a los infiernos. Al final de la película, cuando Eva Harrington regresa a casa tras una noche triunfal, encuentra ante su puerta a una chica dormida (Barbara Bates): es una admiradora suya que la venera, quiere conocerla y quiere ser actriz. La historia se repite...

   La película está trufada de momentos inolvidables. Una fiesta en casa de Margo Channing, donde ella se da cuenta de la impostura de Eva. Es la primera escena en que aparece brevemente Marilyn Monroe, como Miss Caswell, la starlette que acompaña a De Witt y que, en su ignorancia y candidez, hace una frívola y breve disección del mundo del espectáculo. En una rápida escena, una de las amigas de Margo demuestra cómo se debe quitar un abrigo de visón.




Poco después llega el momento en que la furia de Margo empieza a desatarse con su famosa frase: "Abrochénse los cinturones que esta noche va a haber tormenta". Inmejorable la actuación de Bette Davis, en su mejor papel, y de Georges Sanders en el del cínico e influyente crítico De Witt, que le valió un Oscar. Otro papel destacado es el de Bill Sampson, el paciente novio de Margo, que interpreta Gary Merrill y que llevaron tan lejos su relación que Merrill y la Davis se casaron meses después. Hay más frases memorables en el guión: por ejemplo, la que le dice su amigo Lloyd (Hugh Marlowe) que está escribiendo una comedia para Margo, cuando ésta le confiesa su temor de que la juventud de Eva la convierta en competidora: "No te preocupes: Miss Channing, no tienes edad ; tienes la edad que quieres".

   La Davis fue contratada de rebote. El papel de Margo Channing iba a interpretarlo  Claudette Colbert, pero se rompió una pierna antes de empezar el rodaje. Luego se pensó en Susan Hayward y hasta en Marlene Dietrich, que se le metió entre ceja y ceja al productor, el caprichoso Darryl Zanuck, aterrorizando a Mankievicz que rechazaba a la alemana. Pero Bette Davis bordó el personaje y hasta aprovechó una afonía que sufrió el primer día de rodaje, para darle a Margo una voz aguardentosa durante todo el filme. Tuvo seis Oscar: película, director, guión, actor secundario (Georges Sanders), vestuario (de Edith Head y Lemaire, nada menos) y sonido. Imperdonable no conocerla, para quien sea amante del cine. Puede llenar de placer una tarde en casa, saboreando buen cine con una buena copa de vino o una cerveza. E incluso a palo seco...
Os dejo con una de las escenas más significativas de la película:    el principio del fin de  Margot Channing.

6 comentarios:

ANRAFERA dijo...

...todo un clásico¡ Estuprnda selección. Saludos

meg dijo...

Graciuas, Ramon. Creo que es una de las mejores películas de la Historia del cine.

Laube dijo...

Joé, Meg, cómo he disfrutado leyéndote. No es que sea un simple clásico (pues los hay más malos que un dolor) es que es un clásico maravilloso. Una película que podría dar una patada en el culo a la mayoría de las de hoy en día. Fantástico guión, fantástica puesta en escena y fantástica la Davis. Simplemente fantástica.
Me has dado ganas de volver a verla.
Un besote guapa y gracias por recordarla.

meg dijo...

Gracias a tí , Laura , por tu visita. Tienes razón. Para m`´i es una de las mejores películas de la historia del Cine. Está fantástica la Davis, el Sanders, y hasta la jovencísima Marilyn en su papel de tonta lista. Un beso.

FRAN dijo...

Coincido contigo en que es una película fantástica, muchas noches tengo por costumbre ver alguna de estas obras de arte, que se disfrutan de principio a fin y que no necesitan de grandes efectos especiales para cautivarte y meterte dentro de ella.
Muy buena elección.
Un abrazo.

meg dijo...

Gracias Fran. Yo también tengo esa costumbre de verme algún clásico por la noche, sola en el salón y toda la casa en silencio. Se disfruta el doble. Un beso