lunes, 19 de julio de 2010

CINEMATECA




ERROL FLYNN
 
EL DEMONIO DE TASMANIA.


      Errol Leslie Thompson Flynn nació en la región australiana de Tasmania, donde un gran lagarto carnívoro protegido por estar en vías de extinción, es llamado popularmen "El demonio de Tasmania".  Y tal es el apelativo que le encaja a este actor que vivió  una vida llena de excesos, ilegalidades y desatinos. 


   Por parte de padre descendía  de un noble inglés, al que muchos consideran la inspiración literaria de Robin Hood.  Por parte de madre, era descendiente directo del Capitán Christian Fletcher, el marino británico que encabezó un motín a bordo de la "Bounty " contra un capitán enloquecido. Por cierto, Flynn nunca interpretó a su antepasado en el cine, donde sí lo hicieron Clark Gable, en 1935, Marlon Brando, en 1962, y Mel Gibson en 1984.

   Flynn fue expulsado de los mejores colegios de Londres y Suiza y acabó ganándose la vida  de mil maneras: como buscador de oro, contrabandista de diamantes o policía. Al cine llegó por casualidad. Pero en Hollywood no le fue fácil el triunfo. Se casó tres veces y tuvo cuatro hijos, pero nunca demostró su sentimiento paternal,  puesta su atención en otros menesteres más lujuriosos.  Fue acusado seis veces de violación; sólo dos llegaron a los tribunales donde uno de los juicios fue considerado de lo más escandaloso, escabroso y difícil. La mayoría de sus propios compañeros de Hollywood no le tenían  aprecio alguno. David Niven dijo de él que "siempre se sabía hasta donde podías llegar con él: siempre acababa traicionándote".

   Celebraba verdaderas orgías en su casa. Las leyendas cuentan que solía ofrecer conciertos de piano a sus invitados, tocado por él mismo... ¡con el pene!. Fue Marilyn Monroe quien acabó con las leyendas:  ¡era verdad y, además... tocaba bastante bien!... El relato de la actriz lo recogió Truman Capote: 

   “¿Te conté esa vez que Errol Flynn sacó su aparato y tocó el piano con él?. Bueno, fue hace cien años. Yo recién empezaba y fui a una fiesta tonta. Estaba Errol Flynn, muy contento consigo mismo. Aporreó las teclas con el pene. Tocó "Eres mi rayo de sol" y le salió muy bien”

   La adicción a la morfina y al alcohol acabó llevándole a la muerte.  Murió en su barco, anclado en aguas de Canarias, donde había organizado una orgía de las suyas.  Fue enterrado, dicen, con seis botellas de whisky en su ataúd...

    Os dejo aquí el tráiler de su película más famosa: "Las aventuras de Robin Hood".



15 comentarios:

lidia dijo...

paso a saludarte y decirte que no comprendo,el porque del amor, a esas peliculas,viejas, en general yanquis,
hay tantas bellas italianas, francesas,suecas...no solo las yanquis...no me quiero meter,no quiero ser agrasiva, solo digo...
un abrazo gracias
buena jornada
lidia-la escriba

meg dijo...

Lidia, en este caso la película es lo de menos. Sí, es puro Hollywood, pero por el personaje del que hablo. Lo interesante de esta entrada no es el tráiler, sino el actor, que fue un personaje de cuidado.

Gracias por tu visita y tu critica. Es positivo aceptarlas para ir perfeccionandonos. Un abrazo y feliz semana.

FRAN dijo...

Menudo elemento...pero quien dudaría que vivió y murió a gusto.
Esa es la maldición detrás de la fama y el dinero, terminan siendo víctimas de sus propios deseos.

Un saludo.

Carzum dijo...

jeje, hola Meg, grande Errol, menudo debía ser!!! Ahora que ir de fiesta con él tenía que ser un auténtico espectáculo. Abrazos ;-)

meg dijo...

fRAN, NO CABE DUDA DE QUE VIVIÓ A GUSTO. mORIR, NO SÉ SI ALGUIEN SE MUERE A A GUSTO, PERO AL MENOS SATISFECHO SUPONGO QUE SÍ.

uN BESO Y FELIZ SEMANA.

meg dijo...

Carzum, verdaderas orgías las fiestas que organizaba. En el puritano Hollywood le consideraban un depravado y un vicioso.

Je,je. Un beso y feliz semana.

Planck dijo...

Yo intentando haser que suene argo desente en er piano poniendo para ello toda mi capasidá, y va er Errol este, se saca er aparato reproductor humanoide y se marca un tema... ¡que incluso le sale bien!

Unos tanto y otros tan poco...

Un saludo alienígena y gran post ;)

ANRAFERA dijo...

Interesante sipnosis la que nos expones de Errol Flyn. Gracias, la encuentro muy interesante ésta entrada. Feliz Sema, meg, y cordial saludo.

meg dijo...

Ya ves, Planck, que el sexo es multifuncional... Je,je... Y lo de unos tanto y otros tan poco, ya se sabe en la vida. ¡Ay!.

Besos. Te echaba de menos.

meg dijo...

Ramon, gracias. Me encanta que te gusten todas mis entradas. Ya te lo he dicho. Y tu fidelidad. Gracias por todo y un besazo

lidia dijo...

amiga no,no sueño premoniciones,nunca,son especulaciones de mi razón,erradas,sobre como percibo esta realidad...
gracias por las visita
un abrazo
lidia-la escriba

Sr Nocivo dijo...

Hola! acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho. La verdad es que Errol Flynn exprimió la vida al máximo y esa es la razón por la que merece recordarsele.

Trecce dijo...

Desde esta época, llena de iconos (eso sí, bastante fugaces), no podemos ni imaginarnos lo que supuso Errol en aquel entonces. Todo un mito, del que muchas y muchos se enamoraron perdidamente.

meg dijo...

Gracias, señor NOcivo. Bienvenido y te espero más veces. Y sí, Errol Flynn fue todo un personaje en la ficción y en la realidad. Saludos

meg dijo...

En aquellos años, Trecce, cualquier actor con glamour podía ser un icono merecidamente. Fue todo un mito y causó estragos entre las mujeres. (Como Bogart, Gable, Cooper y demás).
Un abrazo