miércoles, 28 de julio de 2010

SE HACE CAMINO AL ANDAR




 
DE PUENTELARREYNA A LOGROÑO: 
GIGANTES Y VIEJAS BEBEDORAS...


   Queda atrás Puentelarreyna, y el caminante sigue su camino a través de calzadas romanas y pueblos de leyenda. El río Salado separa  Cirauqui de Lorca, la antigua Larre y en sus orillas saqueaban a los peregrinos "engleses e otras malas gentes".  El Camino continúa desde  de  Mañeru a Cirauqui, que rivalizaron durante muchos años por fijar sus "fronteras". El problema se resolvió de la forma más sencilla: una apuesta. Una anciana de cada localidad bebería vino del cántaro que le llenarían los rivales, y la que más bebiera establecería los límites de su pueblo. Pero  los de Mañeru jugaron sucio: introdujeron en el cántaro de su rival una rata muerta. La de Cirauqui bebió hasta agotar el cántaro. Y fue ésta última la que ganó el duelo, aguantando más que la de Mañeru. Y decidió dónde debía estar el límite de su pueblo. Decisión que acataron los rivales sin rechistar.  Tras la prueba, los de Mañeru preguntaron a la ganadora si había encontrado algo especial en el vino. "Pues estuve a punto de perder la apuesta  cuando se me atravesó como un "moscón" en la garganta"... Ahí dejo la anécdota para que el peregrino la conozca...


   Cruzando el río se llega a Lorca, la árabe Al- Aur-que,  cuyo nombre significaba "batalla". Desde aquí se llega a Villatuerta donde hubo un hospital de peregrinos del que hoy no queda nada.  Siete kilómetros más adelante, Estella, la Lizarra de esplendorosa simbología estelar Y allí se levanta la iglesia de la Virgen del Puy de claras similitudes con su homónima francesa. De hecho, si se superpone el plano de la ciudad sobre de Le-Puy gala, coinciden los monumentos, los meandros del río y hasta el trazado de las calles. Lizarra, el nombrte vasco de la ciudad, significa "Estrella". El nombre recuerda la leyenda de una lluvia de estrellas que cayeron sobre un cerro cercano. Y allí se descubrió la imagen de la Virgen del Puy, escondida en una cueva. No se pudo trasladar la imagen hasta el pueblo, y allí mismo hubo de construirse la iglesia para acoger la milagrosa imagen. 
 
    Antes del descanso y del buen yantar que espera al peregrino, debe visitar el  Palacio de los  Reyes de Navarra, (Iqda.), hoy convertido en Museo y tapizado de maderas  y molduras modernistas que, además, desprenden un olor a madera fresca por todo el lugar.  Frente a él, la Iglesia de San Pedro de la Rúa, (dcha.) con su magnífica escalinata de piedra y un claustro donde, al igual que en Silos, entre las columnas de doble factura, existe una con tres serpìentes entrelazadas que se mezcla con  el conjunto sin alterarlo... ¿Por qué?. (Foto izq.: /www.sasua.net.- Foto dcha.: etablissements.ac-amiens.fr)

   En su interior dos tumbas:   la del infante Teobaldico, que murió al caer de los brazos de su aya desde las almenas del castillo de la Atalaya. Dicen que su nodriza cayó tras él intentando alcanzarlo.(Más bien creemos que se suicidó, pensando en el castigo real, o que fue condenada a muerte por ese descuido). La otra tumba es la del Obispo griego de Patrás, portador del gran misterio que llevaba con una reliquia de San Andrés, al que se adoptó como patrón del pueblo. Sorprenden también la iglesia gótica de San Miguel y la del Santo Sepulcro.


  Fuera ya de Estella, vuelven a encontrarse las señales del enfrentamiento entre Roldán y el gigante Ferragut, el Fierabrás de los cuentos infantiles, cuya leyenda nace en la mítica dinastía carolingia, que -sin tener sangre real- suplantó a la merovingia, considerada  descendiente de la última rama del árbol de Jesé, y  de la dinastía de David... Carlomagno, empeñado en ser investido con la corona lombarda y en poner en el pomo de su espada Gaudiosa, -que empuña en el dibujo-  la pica de Longinos que atravesó el pecho de Cristo muerto en la Cruz, tenía que demostrar que ni él ni sus parientes, como Roldán,  podían luchar contra cualquier guerrero, sino contra gigantes y y descendientes del linaje de Goliat. Y ese era Ferragut, de origen sirio, que vivía en  Nájera y había vencido ya  a algunos pares de Francia, como Ogier y Reginaldo de Montalbán. Roldán se enfrentó a él tras una discusión por sus distintas religiones, y  mató al gigante con un lanzazo en el vientre, poco "correcto" porque un caballero siempre debía ir al corazón. El mítico y desigual combate fue reflejado por los canteros en numerosos capiteles de los claustros navarros y riojanos...

   El Camino sale de Estella y sube el Montejurra hasta el Monasterio visigótico de Irache, uno de los más antiguos de Navarra. Su nombre significa "lugar de helechos"Que alimenta una curiosa leyenda sobre la bilocalización de su abad San Veremundo.El claustro tiene una peculiaridad: se empezó a construir antes del Concilio de Trento y se terminó después, Y se pueden apreciar, en la mitad más antigua, capiteles con escenas eróticas y escatológicas que en el resto ya no pudieron tallar los canteros. (Foto: sobreespana.com)

  Urbiola, Los Arcos, Sausol, son las siguientes paradas, hasta llegar a  Torres del Río, donde la Iglesia de  Santo Sepulcro, tenía una linterna  en el centro de su cúpula sexagonal sostenida por  las hojas de palmera de piedra, cuyo tronco baja hasta el suelo en columnas laterales. A esta extraña construccion se la llamaba "la linterna de los muertos", porque en el centro del suelo se hacía hoguera cuando moría algún peregrino...


  Y el caminante llega a Viana, donde murió César Borgia, hijo del Papa Alejandro VI que le invistió cardenal, y cuñado del rey de Navarra que le nombró capitán de los ejércitos reales. Murió en una emboscada a las afueras de Viana, y quiso ser enterrado en el atrio de la Iglesia de Santa María , "para que todo creyente que entrara en el templo pisoteara su tumba"...Al salir de Viana, el caminante puede acercarse a las Charcas, donde se supone que las brujas hacían sus famosos aquelarres y se reunían los "Monjes Malos". Para llegar a las cuevas habrá que pasar junto a la ermita de la Virgen de la Cueva, que cuidaban los llamados "Monjes Malos"... No hemos podido averiguar por qué si no fuera porque permanecían  junto a las brujas en las jornadas de aquelarre....

  Y siguiendo el camino adelante, salimos de Navarra y entramos en La Rioja hasta la capital, Logroño,  cuyo nombre parece asociado al del dios celta Lug.  Es el fin de esta etapa. De la ciudad hablaremos otro día...


(Foto inf.:perh.lacoctelera.net)

2 comentarios:

Laube dijo...

Un camino muy interesante... Vaya con la señora que casi se atragantó con un "moscón". Menudas tragaderas debía tener...
Meg, siempre tan ilustrativa. Un camino repleto de interesantes anécdotas.
Un besote

meg dijo...

Laura, es que el Camino de Santiago es una sucesión de anécdotas, leyendas, mitos y maravillas. Seguiré contándolo hasta llegar a Compostela. Gracias por la visita y un besazo gordo.