domingo, 11 de julio de 2010

TRUCOS PARA LA CASA

 

* Para limpiar los cuellos de las camisas demasiado sucios utiliza un cepillo de dientes viejo, aplícale champú y frota el cuello suavemente, para que no se levanten bolitas. El champú está hecho para disolver las grasas corporales, que son las que manchan los cuellos. Déjalo impregnado un rato, después de haberlo cepillado y lávalo luego como habitualmente. (Foto: tenerclase.com)


* Si tienes manchas de tinta en una prenda de algodón o lana 100%, frótalas con medio limón, aplastando bien contra la tela, para que salga el jugo.  Frota durante un rato. Luego déjalo secar unos minutos y lávala como siempre. (Foto: todocomer.com)

* Los pantalones de pana deben meterse en la lavadora del revés. Luego se dejan secar y no se planchan, al igual que los vaqueros.


* Para recuperar el blanco de una prenda de encaje, déjala toda la noche en agua con sal gorda y unas gotas de agua oxigenada. Verás cómo recupera su blancor. (Foto: lacedantela.blogspot.com)


* Si tienes un tornillo duro de aflojar, pulverizalo con agua oxigenada o con Coca-Cola. Déjala actuar unos minutos y lo aflojarás fácilmente. (Es más eficaz la CocaCola).


* Para evitar la humedad en los armarios , distribuye trocitos de tiza (de la que se utiliza en los colegios) o coloca bolsitas de tela llenas de arroz. También resulta eficaz repartir nueces por todo el armario. (Foto:extremisimo.com)


* Para que no se te forme hielo en el cristal de tu coche aparcado, en pleno invierno, frota el parabrisas con alcohol de quemar y con media patata. Ya verás cómo no se te forma el hielo tan difícil luego de quitar.

6 comentarios:

Felix Casanova dijo...

meg...

No te digo que no, pero yo los vaqueros los tengo que planchar, porque "cojen" arrugas... buaaahh :(

Un besote

FRAN dijo...

Muy buenos consejos, el del champú es interesante y el de blanquear el encaje también.
Habrá que tomar buena nota, nunca se sabe cuando nos pueden hacer falta.
Un saludo.

meg dijo...

Félix, lo mejor para que no cojan arrugas es tenderlos empapados cogidos con dos pinzas por los bajos y dejar que el peso de la cintura mojada los vaya estirando. Así te ahorrarás la plancha, hombre....

meg dijo...

Fran, te echaba de menos. Pues me alegro de que te sirvan para algo. Un beso

ANRAFERA dijo...

Gracias por estos interesantes consejos...siempre vienen bien. Saludos, meg

meg dijo...

Gracias Ramon. Intento siempre ofrecer utilidad. Un beso y feliz semana.