martes, 24 de agosto de 2010

CINEMATECA



EL TRUCO DE LAS MARACAS

    Los productores cinematográficos generalmente someten sus películas, en proyecciones privadas,  al parecer del público y de críticos, antes de su estreno. Con esta medida evitan darse el batacazo si la película no gusta y, según la opinión de estos espectadores, les obliga a cambiar escenas, finales, diálogos y personajes que varían  la versión original de la película que, al final, suele resultar un éxito... Estos pases se llaman Screem Test y para ellos se elige a un público muy selecto y concreto, que luego debe contestar a un largo cuestionario sobre la película.


   Así pasó con la película de Billy Wilder "Con faldas y a lo loco".  En ella, dos músicos, Jack Lemon y Tony Curtis,testigos de una masacre entre gángsters,  huyen al ser descubiertos y tienen que disfrazarse de mujer para "ocultarse" en una orquesta de señoritas. En una de las mejores escenas del filme, Dafne  (Lemon) ha asumido de tal forma su falsa personalidad femenina que acaba pensando  como una mujer. Y le confiesa a Harriet (Curtis)  que se va a casar.

-- Enhorabuena, ¿y quién es ella?
-- Ella soy yo.
-- ¿Qué?...
-- Osgud se me ha declarado. Pensamos casarnos en junio.
-- Pero ¿qué dices?. Tú no puedes casarte con Osgud.
-- ¿Por qué? ¿Es demasiado viejo para mí?

   La escena provocó tal hilaridad entre los espectadores que perdía  encanto al no poder escucharse los diálogos bien, por culpa de las carcajadas. Pero Wilder encontró solución a este problema. Volvió a rodar la escena aplicando un truco: Dafne movía unas maracas contoneándose cada vez que hablaba uno de los dos. Así  las risas de los espectadores  podían ocultar el sonido de las maracas pero no los diálogos. 

  El genio de Billy Wilder no tenía límites.

(Fuente: Curiosidades, gazapos y anécdotas de Hollywood" de Llorente y Erauskin)


6 comentarios:

madroca dijo...

me encanta que nos desveles anecdotas y truquillos como este que realmente desconocia,
Gracias meg

ANRAFERA dijo...

Curiosa anecdota, que desconocía. Me encantan estos tipos de detalles, muchas gracias por revelarnolos. Saludos, meg.

Miguel Angel dijo...

Que grande era Billy Wilder y que películas que no envejecen nunca. Tienen mucho que aprender los cineastas de hoy.

freesiete dijo...

Un genio, una película que no me canso de ver y una anécdota desconocida para mí, ingeniosa como el director.
Un abrazo Meg

Laura. M. dijo...

Muy curioso lo que has contado. Este hombre era un genio.
Hay películas que nunca nos cansaremos de ver, es una de mis favoritas.
Un beso

meg dijo...

MADROCA, tengo uchas más anécdotas. Las iré publicando poco a poco. Un beso

RAMON, te digo lo mismo: seguiré publicando más.Ya sabía que ésta te iba a gustar. ¿sabes que la frase más genial de la película, la última (Nadie es perfecto") se les ocurrió a Wilder y su guiOnista al final del rodaje, cuando paseaban pensando cómo poner un punto final redondo.? Un beso

MIGUE ANGEL, tienes tod la razón. Y lo bueno es que sus películas no envejecen. Un beso

FREESIETE, las anécdotas de Billy Wilder son internminables. Tengounas cuantas más. Ya verás. Unbeso

LAURA, lo mismdo te digo: las anécdotas de Wilder son interminables. Y todas sorprendentes, porque sus trucos eran ingeniosos.