jueves, 4 de noviembre de 2010

RECOMENDAMOS





"LA TRASTIENDA DE LA DIPLOMACIA"

Inocencio Arias y Eva Celada. -    Plaza Janés, Madrid 2010.


  Un libro sumamente interesante y entretenido en el que se desvelan secretos y anécdotas de la diplomacia internacional y datos sobre el protocolo, tan arraigado y fomentado en el mundo diplomático. A veces,  un fallo de protocolo puede hacer fracasar una reunión.  O a veces el mismo protocolo obliga a hacer encaje de bolillos, para acomodar personajes y situaciones encontradas para que no fracase una cumbre.


    La obra ha sido escrita por la periodista Eva Celada y el diplomático Inocencio Arias , exsecretario de Estado de Cooperacion Internacional, embajador ante la ONU y portavoz del Ministerio de AAEE durante los gobiernos de UCD, el PSOE y el PP, etapa en la que su relación con llos periodistas fue cordial y siempre veraz en su informacion. Ha sido uno de los embajadores más eficaces y cercanos de la historia de la diplomacia española, absolutamente atípico en relacion con sus colegas. En estas páginas revelan detalles sobre reuniones y personajes internacionales,  en los que ha participado España.  El libro abarca datos y anécdotas durante 25 encuentros  presidenciales que cambiaron nuestra historia, desde Eva Perón y su visita a España (con los problemas que creó por la actitud de Carmen Polo de Franco) hasta Barack Obama.

   Resulta sorprendente por ejemplo saber el tratamiento que Carmen Polo le dispensó a Eva Perón en su visita a nuestro país. Y resulta especialmente interesante cómo funcionó la química entre  Reagan y Gorbachov, para acabar con la Guerra Fría,  a pesar de los roces constantes de sus propias esposas que pusieron en peligro la cumbre rusonorteamericana... O la comida entre Kennedy y Kruschov en Viena o  el tratamiento algo despectivo de Mao Tse Tung a Nixon, durante el primer viaje de un líder occidental a China y en el que  el visitante acab´ño deslumbrado por la gastronomía  nacional. O la relación poco confiada de Aznar hacia Bush. O los secretos y funcionamiento burócrata de la ONU y el obstáculo que significa su Consejo de Seguridad.

Entre los muchos detalles nunca revelados, también resultan interesantes  los datos sobre protocolo que revela Inocencio Arias. Por ejemplo, lo difícil que resultó poder seguirlo en la Cumbre Hispanoamericana celebrada en España en 1992, para que Fidel Castro no tuviera ocasión de aparecer como el líder más importante, eclipsando al Rey. El gran embolado que supuso el compromiso de organizar en apenas una semana la Cumbre de Madrid, lugar casi impuesto por los líderes israelí y palestino, que consideraban la capital de España más neutral que una ciudad suiza. Y detalles como que en China no está bien visto hacer regalos compuestos por cuatro objetos   o regalar un presente envuelto en papel blanco.

  En resumen un libro interesante, donde además de conocer anécdotas curiosas de la diplomacia a todos los niverles,  ofrece también datos interesantes sobre la política más reciente de España y del mundo que llegan a aclarar, en algún caso, las incógnitas que nos despiertan los acontecimientos políticos al ciudadano de la calle. ¡Ah! Y además aprendemos algunos aspectos importantes del protocolo...



7 comentarios:

Trecce dijo...

Sin duda es un libro curioso y muy imteresante.

meg dijo...

Tiene anécdotas muy sabrosas, Trecce. Y detalles de la trastienda política interesantes. Te gustara. Un beso

Trecce dijo...

Me gustó. Ja, ja, ya lo leí, por eso me permito unirme a tu recomendación.

meg dijo...

Me alegro de que te haya gustado Trecce. Un beso y feliz fin de semana.

ZM dijo...

Hola Meg, tanto tiempo. Interesante tu entrada. Vale la pena leer este libro para enterarnos, los por qué motivadores de su actitud, de la esposa de Franco, para con nuestra cuestionada Eva. Vine hasta aquí para saludarte. Decirte que no te olvides de nosotros (Mis Blogs, hijos virtuales y yo)y lamentar el paro en el que está involucrado El Fogón. Pero es mejor dejarlo así, si no se puede. Yo también tuve que dejar Hacia la luz y llevar sus entradas a Los años.Somos esclavos del tiempo, aún cuando tenemos tiempo. Un abrazo y hasta prontito.

meg dijo...

Efectivamente, JM. Somos esclavosa del tiempo. Twenía orteos proyectosa que sacar adelante y lo iba retrasando por sacar dignamente los dos blogs. Pero prefiero ultimar los proyectos aparcados y dewjar en suspenso elfogon, y luego retomarlo cuando proceda.

Gracias por tus ánimos y tus visitas. No te preocupes que pasaré a verte. Es que el tiempo, ya sabes,. nos encadena.

Un beso

Palmiro dijo...

Inocencio es un diplomático de la escuela clásica, un personaje entrañable, de un excentricismo nada estridente. Tiene dos pasiones: el cine y el Real Madrid. La segunda me queda muy lejos, en las antípodas, pero el personaje me cae muy bien. Raramente un tipo así podría cuadrar con la diplomacia ZP. Es de otra escuela.