lunes, 25 de junio de 2007

Sal o pimienta

Os hablo, una vez más, de las personas que deberían multiplicarse: en esta ocasión se trata de Philip Allot. Es un catedrático de Derecho Internacional en la Universidad de Cambridge, con quien publica una entrevista "El Mundo" y que no tiene reparos en revelar que sueña con "una revolución en el espíritu que genere un nuevo mundo más humano".Llama la atención sobre la gran disparidad entre la gente normal y los pequeños grupos de personas que tienen en sus manos las riendas del planeta: los oligarcas. Advierte que 'las oligarquías admiten controles a la fuerza dentro de sus países, pero a escala global no, y la legislación internacional, por tanto, está bajo el control de los gobiernos oligárquicos. Subraya que "la democracia y el capitalismo son sistemas más totalitarios que el nazismo o el estalinismo". Llama la atención a los estadounidenses por querer imponer el 'modelo occidental' de manera simplista a países con culturas radicalmente distintas. Y lanza un llamamiento, acusando a las sociedades democráticas de preocuparse por la pobreza o las guerras, pero no hace nada para que cambie la situación. Termina la entrevista con una predicción positiva: "Soy un optimista británico. Seguro que saldremos de ésta". Lo dicho.

1 comentarios:

Anarco dijo...

Si es que hay que dinamitar todas las estructuras y barrer a los politicos. Y que los patriarcas gobiernen otra vez la sociedad. Y nos ahorraremos una pasta cada cuatro años, que ahora se llevan estos depredadores.