lunes, 10 de marzo de 2008

Cocinerías

Una receta: POTAJE DE VIGILIA

Necesitas 300 gms. de bacalao en salazón, desalado y desmigado. (Si lo has comprado sin desalar, ponlo en agua una noche y ten la prevención de cambiarla cada dos o tres horas). 5oo gms. de garbanzos que hayan estado en remojo una noche (si los compras de bote ya están remojados y por tanto debes cocinarlos directamente), una zanahoria, 2oo gms. de espinacas o acelgas, un huevo duro, sal, pimienta, comino molido, cebolla, ajo, tomate.

Haz un sofrito con la cebolla, el tomate y el ajo muy picaditos. Cuando esté casi hecho rehoga en él los garbanzos y remuévelos bien. Luego cúbrelos de agua fría y déjalos cocer (si son crudos unos 45 minutos o algo más; si son precocidos, unos 20 minutos para que cojan sabor). Cuando estén a medio cocer añade la zanahoria pelada y troceada y el bacalao desmigado y déjalo terminar de hacerse. Finalmente, echa las espinacas muy troceadas y déjalo terminar de cocer todo junto. Cuando ya esté el potaje, pícale el huevo duro en trocitos y remuévelo para que se mezcle con todo el guiso. Sírvelo muy caliente.

Se le llama 'de vigilia' porque era el guiso habitual en España para el Viernes Santo. día en que había que guardar la "vigilia" o sea seguir la norma de la Iglesia de no comer carne y ayunar. El guiso era plato único al mediodìa con lo que el cuerpo aguantaba hasta la noche en que se tomaba una breve cena. Antiguamente esta norma era obligada todos los viernes del año. Pero el pago de una "bula" eximía de la "vigilia" durante todo el año, excepto el miércoles de Ceniza, los viernes de la Cuaresma y el Viernes Santo. (20/3/08)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que maravilla de plato. Lo he comido durante años con placer...
Hasta hace un par de meses, cuando en el bacalao encontré un par de asquenasis.
Me aseguré de no confundirlos con otra cosa, pero lo eran, cumplian todos los requisitos.
Y, aunque estaban muertos, no volveré a probar el bacalao en mi vida. (exabruptos x 1000)

Emilia dijo...

Tienes poca gracia, anónimo. ¿Por qué no das la cara y demuestras valor por una vez?...