martes, 30 de septiembre de 2008

Trucos de cocina


* Si te apetece un helado de vez en cuando pero estás siguiendo una dieta de adelgazamiento, sigue este truco: compra yogures desnatados con trocitos de frutas. Sin abrirlos, mételos en el congelador. Y a la hora de ansiar un helado, sácalo, déjalo calentar un cuarto de hora y tómalo con cucharilla como si fuera una tarrina de helado ... de yogur. Puedes adornarlo con canela molida o con virutas de chocolate negro, mientras se calienta.

* Si tienes pan sobrante y quieres guardarlo para el día siguiente, protégelo del aire: guárdalo en papel de plata o en bolsas de horno. Nunca lo hagas en bolsas de plástico. Se pondría correoso.

* Si quieres congelar verdura fresca, lávala bien, pícala en trocitos, escáldala en agua hirviendo unos 3' y déjala enfriar. Luego la metes en bolsas de congelar y así se te conservarán hasta que quieras consumirlas.

* Procura dejar desalar el bacalao a temperatura inferior a los 10º. Se descongela con más rapidez pero se ablandan demasiado sus fibras. Lo mejor, meterlo a desalar en la nevera.

* Cuando necesites mezclar azúcar con mantequilla para hacer un postre, bate fuertemente ambas en la batidora antes de mezclar todos los ingredientes. Si no lo vas a hacer en la batidora, hazlo con las varillas agitadas fuertemente. Luego te saldrá la masa mucho más homogénea.

1 comentarios:

marianela dijo...

Muy bueno el truco del yogurt. Lo he probado y es cierto que parece que te comes una tarrina de helado.