miércoles, 1 de octubre de 2008

Sal o pimienta


Filosofía india.

El modo de vida, las costumbres y, sobre todo, su filosofía, sus pensamientos y sus creencias vitales, de los indios norteamericanos nos han quedado como un legado que tenemos la obligación de cuidar. Es le imprompta de un pueblo sabio que fue aniquilado por otros pueblos que se creían superiores.
Esta es parte de su filosofía y su cultura:

* :" La tierra no pertenece al hombre, es el hombre el que pertenece a la tierra y somos una parte de ella".- Gran Jefe Seattle en una carta al Presidente de los EEUU en 1855.

* "Enseñad a vuestros hijos lo que nosotros enseñamos a los nuestros: que la Tierra es nuestra madre. Tenéis que enseñarles que el suelo que está bajo sus pies tiene las cenizas de nuestros antepasados. Para que respeten la Tierra reveladle que contiene las almas de nuestros padres y ancestros". (Idem)

* El hombre blanco abandona la tumba de sus antepasados... roba la tierra de sus hijos...olvida las tumbas de sus padres y los derechos de nacimientos de sus hijos. Trata a su Madre Tierra y a su hermano el Cielo como cosas que se pueden comprar y arrebatar, y vender... Hambriento se tragará la Tierra y no dejará nada, sino un desierto... Nuestra forma de ser es diferente de la vuestra. Vuestras ciudades hacen daños a los ojos del Piel Roja. Quizá porque el Piel Roja es un salvaje y no lo comprende. No hay silencio en las ciudades de los blancos, donde se pueda oír crecer las hojas en primavera y el zumbido de los insectos. Pero quizá es porque sólo soy un salvaje y no entiendo nada...".- (Idem)

* Nunca pensamos que nuestras inmensas llanuras, las hermosas colinas y la enmarañada vegetación fueran "salvajes". Sólo el hombre blanco consideraba la naturaleza "salvaje" y sólo él veía la tierra "infestada" de animales "feroces y de gentes salvajes". A nosotros nos parecía mansa. La Tierra era generosa y el Gran Misterio nos colmaba de bendiciones. No fue "salvaje" para nosotros hasta que llegó del Este el hombre cubierto de pelo y con brutal delirio. Cuando los animales del bosque empezaron a huir de su presencia, entonces empezó para nosotros el "Salvaje Oeste".- (Jefe Luther Standing Bear, siux oglala).

* " Los túnicas negras (misioneros occidentales) hablan al Gran Espíritu y le piden luz para que veamos como ellos, cuando ellos mismos son ciegos y discuten sobre la luz que los guía. Y no comprenden la inmensidad del Gran Espíritu, que ellos adoran encerrado entre cuatro paredes. ¿Cómo se puede encerrar al Gran Espíritu cuando en su inmensidad tiene el cielo por techo y el bosque y las montañas por templo?. ( Jefe Casaca Roja, seneca).

* "Hasta que el ultimo río no sea contaminado, el ultimo pez sea pescado y el ultimo árbol sea talado, el hombre no se dará cuenta de que no puede comerse el dinero". ( Jefe Piedra Roja, de los indios cris, Canadá).

* "El Gran Espíritu nos creó a los hijos blancos muy distintos de los hijos indios. Nos dio distinta piel. ¿Porque no aceptamos que también nos dio religiones distintas? El Gran Espíritu no se equivoca. Hermanos, nosotros no queremos destruir vuestra religión ni aceptarla. Sólo queremos disfrutar de la nuestra. " (Jefe Casaca Roja).

¿Quién se atrevería, ahora, a calificar de "salvajes" a aquellos habitantes de las grandes praderas, de las montañas coloradas, de los grandes lagos, de las llanuras interminables... ?. El hombre blanco llegado de Europa, creyéndose portador de la verdad absoluta, arrasó con toda una filosofía, con toda una raza y con toda una cultura que respetaba al individuo y a la naturaleza. Quizá el espíritu de los jefes indios nos obligue a pensar...




1 comentarios:

Josechu dijo...

Desde luego, mucho más sabios y pacíficos que los noreuropeos que llegaron a quitarles sus tierras, sin cargo de conciencia por su aniquilación total.

Y assí nació el imperio que ahora se tambalea. ¿Podría ser la venganza de los indios muertos?...