viernes, 4 de junio de 2010

CINEMATECA

COSAS DE HOLLYWOOD


* El Oscar desaparecido.
   En 1938, la actriz Alice Brady consiguió el premio a la mejor actriz secundaria por su papel en "Chicago", Pero el día que tuvo que recoger el premio no pudo hacerlo porque se había roto una pierna días antes. En su nombre, recogió el Oscar  un hombre desconocido que no se había identificado previamente como es preceptivo. Pero la sorpresa surgió cuando días después, la propia Alice aseguro que no había enviado a nadie en su lugar para recoger la estatuilla.  El desconocido desapareció para siempre con el Oscar de Alice en sus manos. Nunca más se volvió a saber de esta estatuilla, para disgusto de la Brady.


* ¿Un hecho sobrenatural para Anthony Hopkins?
   El actor Anthony Hopkins llevaba tiempo buscando un ejemplar de "La chica de Petrovka", una estupenda novela para llevar al cine del escritor Georges Feifer. Pero todas las ediciones del libro estaban agotadas y Hopkins no encontraba un ejemplar de la novela. Un día casualmente se encontró con un  ejemplar abandonado en un asiento del metro. Lo ojeó y descubrió que llevaba valiosas anotaciones en los márgenes, que le ayudaron a comprender y redactar mejor el guión. 


Cuando empezó el rodaje, se encontró de casualidad con el autor de la obra, a quien enseñó el ejemplar que tenía y le contó su providencial hallazgo. El autor se quedó sumamente sorprendido, ... porque el ejemplar era suyo, la 1ª edición de su novela, en el que había hecho acotaciones en los márgenes de cara a una segunda edición . Hopkins, terminada la película, le devolvió el ejemplar a Feifer y, desde entonces, el actor está convencido de que hay cosas que ocurren por encima de lo natural  que escapan a nuestra comprensión. Como el hecho de haber encontrado abandonado en el metro un ejemplar del libro que llevaba buscando tantos años y que ese ejemplar fuera  precisamente el que el autor empleó para hacer acotaciones aclaratorias en sus márgenes y que también lo llevaba buscando desde que lo perdió.


Glen Ford ¿profesor de piano?
   El actor Glenn Ford fue sometido en una ocasión a hipnosis y recordó haber vivido dos vidas anteriores: una en la persona del vaquero Charlie Bill y la otras como Charles Stuart, un profesor escocés de piano. Bajo la hipnosis, el actor supo interpretar  piezas al piano, sin tener ni idea de música ni de las notas musicales.



* Fritz Lang inventó la cuenta atras para el lanzamiento de los cohetes.
   Diez, nueve, ocho, siete, seis...La cuenta atrás tradicional en el lanzamiento de los cohetes y lanzaderas al espacio, la hizo por primera vez el cineasta Fritz Lang, en su película de ciencia ficcion "Die Frau im Mond" (La mujer en la luna), en 1928.  Fue la última película que hizo de cine mudo, porque a partir de aquí empezó a rodar en cine sonoro. Pero la NASA adoptó la cuenta para el lanzamiento al revés, como había hecho Lang en su película. Y hasta hoy.
 
* Y no fueron a la guerra por bajitos.
    Charles Chaplin se libró de ir a la Segunda Guerra Mundial  por no dar la talla requerida a los reclutas. Lo mismo le ocurrió a Thomas Edward Lawrence , el famoso Lawrence de Arabia. Ambos medían lo mismo: 1,60 ms. de estatura.

8 comentarios:

madroca dijo...

Algunas de estas anecdotas ya las conocía, otras me han sorprendido, como la de Chaplin o Lawerence,
Interesante post, un saludo

Felix Casanova dijo...

Meg...

Gracias por este anecdotario que nos enriquece a la vez que divierte. La verdad, no conocía ningo de los datos que aportas. Nunca te acostarás sin saber algo más ;)

Besotes

ANRAFERA dijo...

Interesantes curiosidades e inriquecedoras. Gracias, meg, por su exposición. Feliz fin de semana. Saludos.

Adoyma dijo...

Causalidad o casualidad?
En cualquier caso todas y cada una de estas anecdotas son muy interesantes.
Besote.

meg dijo...

MiguelAngel, supongo que muchas de estas anécdotas las conoceis de antemano. Y que otras no. Por eso las publico. Un beso.

meg dijo...

FELIX, por esto las publico: para quien le interese el cine y su anecdotarios. Un besote

meg dijo...

Gracias Ramon. Me alegro de que te guste el tema. Un beso y feliz finde.

meg dijo...

Adoyma, pues nunca se sabe si es causalidad o casualidad. Pero, de cualquier forma, ocurrieron -según dicen-.

Un besote.