martes, 12 de octubre de 2010

SAL O PIMIENTA



EL RESPETO A LOS MUERTOS

   Ya ha pasado el Día de  España, La Fiesta Nacional, el  Día de la Hispanidad y el Día del Pilar. Todo en una jornada.  Una jornada que los españoles vivieron con el orgullo  nacional que ya expresaron públicamente tras el Mundial de Fútbol.  Ya no se esconden las banderas de España, ni son considerados "fachas" quienes las cuelgan en sus balcones.

   El español ahora está preocupado por cosas muy diferentes de las que le preocupaban antaño. Hoy  el paro y la crisis  son el principal problema para una  sociedad que tiene a la  quinta parte de sus ciudadanos en paro.. Oficialmente.  Algunos gurús de la economía aseguran que el paro afecta ya a la cuarta parte de la población activa.

   La otra preocupación de los españoles son ... ¡los políticos!. Y ya no tienen miedo a expresarlo publicamente en encuestas, manifestaciones y actos públicos. La última ha sido hoy mismo, durante los actos del Desfile de las Fuerzas Armadas en Madrid.  Silbidos, abucheos y peticiones de dimisión para el presidente y su gobierno. Pero lo peor ha sido la falta de respeto a los muertos, que no tienen la culpa de la inaceptable clase política española. Los energúmenos que son capaces  de profanar el recuerdo a los muertos y evitar los homenajes a quienes han dado su vida por algo tan intangible y, a la vez, tan importante como es la patria y la propia identidad de ser español. 


   Lamentablemente estos lodos vienen de aquellos polvos necrófilos obsesivos de un presidente de gobierno empeñado en volver a crear a las dos España machadianas, en remover tumbas y hasta en cometer ilegalidades como la de abrir osarios y fosas sin permiso judicial.  Los muertos se rebelan y siempre vuelven para robar la paz a los vivos que no los respetaron. 

   Los bárbaros que insultaron y abuchearon al presidente del Gobierno durante el desfile de las Fuerzas Armadas  lo hicieron incluso durante el minuto de silencio en memoria de los caídos y ante sus propias familias.  Los políticos no han dudado en acusarles de ultraderechistas o de grupos organizados por la oposición. Pero se equivocan. Esos energúmenos son las hordas que siempre necesitan agruparse para tener el valor de insultar. Y que sólo saben moverse tras el dedo del líder, sea de derechas o de izquierdas.

  Esos que no respetan a los muertos, llenando el silencio de insultos, son los que piden  que no se abran las tumbas ni se rescaten huesos. Ignoran que sus muertos y los muertos de los demás están todos en el mismo sitio, donde no hay divisiones ni diferencias.  Y  el minuto de silencio también se guarda por sus propios muertos, los de los energúmenos, que presumen de respetarlos.

   Lástima de país. Menos mal que la sensatez de los ciudadanos y la necesidad de convivencia reconstruira a esta  sociedad fragmentada  como un mosaico.


8 comentarios:

MARIN dijo...

Bueno Meg, pues no puedo estar mas de acuerdo contigo. Independientemente del color politico que tengan unos y otros, el respeto a los que ya no estan debe estar por encima de cualquier cosa. Pero tambien creo que lo que unio a todo un pais, el futbol, se han encargado los politicos de separarlos.
Los violentos, se unen para no respetar la libertad de las personas a elegir libremente lo que le de la gana, mientras el politico de turno da cobijo a esos violentos. Ahí esta el ejemplo de los toros, que ya no se puede ir a una corrida de toros sin que los violentos de turno (que no antitaurinos) te insulten y te escupan, y encima la poli haciendo de guardaespaldas.
En fin, este es el panorama que tenemos.
Un saludo Meg. Muy bueno el post.

Trecce dijo...

Muy certero, Meg.

meg dijo...

Marín, es que siempre son los mismos energúmenos, los mismos perros con distintos collares, los que quieren romper la convivencia a base de insultos y algaradas. Peroyo confío en que los españoles ansiosos de convivir en paz y sin insultos son muchos más que los unos centenares de energúmenos.
Gracias Marín. Un beso

meg dijo...

Gracias Trecce. UN beso

Perikiyo dijo...

Nada puedo añadir, Meg.

Lo has expresado con total claridad.

Besos.

meg dijo...

Gracias Perikiyo. Es que me agarré un cabreo de mucho cuidado viendo la transmisión por TV y comprobando que ni se oía "La muerte no es final", que es uno de los himnos militares más emotivos que hay.

lidia dijo...

bueno mi querida amiga Meg...todo no se puede...y menos de un día para el otro....respeten sus muertos,y respeten al otro...eso es convivir...mucho no comprendo lo que pasa por allá...se que la huelga fue general...ya que bajar salarios hmmmm
un abrazo,amiga
pasa por mi blog es gratis,yo aprovecho hoy que duele menos mi pierna y puedo estar sentada...caminar ya no!
gracias
lidia-la escriba

meg dijo...

Lidia, tienes razón, pero es que aquí el ambiente político está muy enrarecido sobre todo por la pasividad del Gobierno al comienzo de la crisis y sus mentiras.

En cuanto a tu pierna no sabía que te pasara nada. Y lamento que no puedas caminar. Te comprendo muchísimo, porque a mi me han operado cuatro veces de las dos rodillas. Las dosprimeras veces, una osteotomía que me tuvo con andamios de titanio sujetando el hueso y con los tornillos por fuera. Luego acabaron poniéndome prótesis en ambas rodillas. Y me había repuesto divinamente, y ya caminaba sin muletas y podía bajar las escaleras y todo ( aunque siempre duele un poco al bajar).
Pero hace 10 días perdí el equilibrio y me caí, y de nuevo me han vuelto los dolores, la hinchazón de la pierna izquierda, el reposo absoluto con la pierna en alto y los dolores al caminar.Me creo que nunca voy a poder dejar la muleta, y me siento una inválida. Y sobre todo, que nunca se me van a quitar los dolores.

Fíjate si te comprendo. Un beso y un abrazo,, y que sepas que te acompaño en tu estado.