martes, 26 de abril de 2011

RECOMENDAMOS


"CISNE NEGRO"

Darren Aronofsky .- Int.:  Natalie Portman, Winona Ryder, Vincent Cassel, Mila Kunis, Barbara Hershey.

  La película gira en torno a Nina (Natalie Portman), una bailarina de una compañía de ballet de Nueva York, que, por influencia materna (Barbara Hershey), la chica ha dedicado toda su vida a la danza, buscando la perfección con total entrega. Ante la preocupante escasez de público, Thomas (Vincent Cassel), el director de la compañía, decide sustituir a la veterana estrella principal (Winona Ryder) con vistas a una nueva representación de ‘El lago de los cisnesde Tchaikovsky, buscando un rostro más joven, pero capaz de interpretar con soltura los opuestos caracteres del cisne blanco y el cisne negro. 
 

   Pese a las dudas iniciales, Thomas acepta dejar el peso de la obra sobre los delicados  hombros de Nina. Ella representa la inocencia y la entrega de uno de los papeles, pero carece de la sensualidad y la espontaneidad del otro, y por más que entrena, parece incapaz de ofrecer las dos caras. Su frustración aumenta cuando Thomas conoce a otra bailarina, Lily (Mila Kunis), menos brillante pero más atrevida y pasional que Nina. Y así abocarán al final, en un ensueño mágico que sorprenderá al espectador.

Aronofsky responde, con esta película, al delirio de una joven enfrentada al mayor desafío de su vida, decidida a sobrevivir en un entorno  de envidia y rencor, donde descubre que no tiene otro rival que ella misma. Es la lucha interior de la protagonista, que reprime sus deseos más íntimos.  "Tengo una tarea para tí. Vete a casa, mastúrbate, vive un poco"... le dice Thomas a Nina... Con todo, hay una carencia de pasión en la vivencia de este tortuoso viaje de liberación con un final que tiene que ver con los sueños y con la magia. 

cisne-negro-vincent-cassel-natalie-portman-2010Con este nuevo trabajo, Darren Aronofsky se adentra en un pantanoso terreno del que es complicado salir con éxito. Resulta muy tentador embarcarse en el retrato de un infierno sicológico que da mucho juego en el cine.  Pero son realmente escasos los trabajos que logran su propósito, que profundizan de verdad en un intenso viaje al abismo, perturbando al espectador, consciente de la fina línea que hay que traspasar para entregarse a la locura. De todos modos,  hay momentos de gran cine en el quinto largometraje de Aronofsky. La interpretación de la Portman es insuperable y vale la pena dedicar una tarde a verla. Os dejo aquí un trailer del comienzo y de uno de los momentos más dramáticos del filme.


2 comentarios:

Laube dijo...

Meg, yo aún no la he visto, pero estpy muy interesada en verla. Gracias por tu análisis!
Un besote

meg dijo...

De nada, Laura. Espero te guste como a mí. Un abrazo