viernes, 27 de julio de 2007

Cinemateca

Expresiones habituales nacidas del cine:

Desde que el cine nació en la imaginación de los hermanos Lumière, ha creado numerosas imágenes y expresiones que se han trasladado al lenguaje cotidiano, sobre todo entre los ciudadanos de habla inglesa. Por ejemplo:

* "Catch 22": Mike Nichols (1970) narra los esfuerzos del protagonista para hacerse pasar por loco y evitar su reclutamiento durante la II Guerra Mundial. Es la "Trampa 22", por la que el individuo en cuestión "no puede estar loco si con ello pretende evadirse del ejército, lo que muestra prueba de cordura". Los anglosajones definen desde entonces, como "Catch 22" una situación irresoluble por razones evidentes.

* "Luz de gas": La película de Georges Cukor de 1940, basada en una obra teatral, narra la angustia que vive Ingrid Bergman creyendo que se está volviendo loca cuando en realidad son situaciones provocadas por Charles Boyer, su marido, para poder inhabilitarla y quedarse con su fortuna. Desde entonces "hacer luz de gas" significa tanto en inglés como en los restantes idiomas europeos, intentar engañar al contrario haciéndole creer lo que no es o distorsionando la realidad.

* "High noon": Esta película de Fred Zinneman, que en España se tituló "Solo ante el peligro", proporcionó a los angloparlantes un nuevo modismo: "High noon" (Mediodía, que es la hora en que se espera la llegada del tren que trae a los matones) es la situación a que se enfrenta una persona ante un grave dilema moral o de dignidad personal. En España, desde 1952, cuando se pide ayuda se ruega "no me dejes solo ante el peligro".

* "Killing Fields": Esta película de Roland Joffé, se llamó en España "Los gritos del silencio" y se basa en el genocidio camboyano de los años 70. Desde 1984, fecha de la película, los ingleses utilizan la metáfora "Killing Fields" ("Campos asesinos") para describir un genocidio o una guerra étnica.

* "El hombre del brazo de oro": Esta película de Otto Preminger (1955) gira en torno a la adicción a las drogas y sus consecuencias. Desde los años 60 y el movimiento Hippie, los angloparlantes llaman así, "hombres de brazo de oro", a todos los drogadictos.
("Curiosidades, gazapos y anécdotas de Hollywood".- E. Llorente y D.Erauskin).

1 comentarios:

Patxi dijo...

Es una de las cosas más instructivas que habeis puesto. Me gustta mucho el cine y no sabia nada de esto.